Si has apostado por pavimentos de caucho en Córdoba para tu gimnasio, necesitas saber cómo se limpian correctamente. Te contamos todo lo que necesitas saber al respecto.

Como ya sabrás, los pavimentos de caucho en Córdoba te ofrecen resistencia, durabilidad y adaptabilidad. Los que se instalan en un gimnasio han de limpiarse para mejorar la seguridad de los clientes y para garantizar la estabilidad de las máquinas que se utilizan.

Es aconsejable comenzar con una inspección ocular. Debes secar la superficie con un paño o mopa limpia. Puedes ayudarte de una escoba o de un soplador si la zona está al aire libre. Una vez eliminada la suciedad, debes usar un aspirador para asegurar que queda perfecto, y con la superficie seca, llena un cubo con agua y detergente neutro. Usa una mopa o fregona bien escurrida para pasarla por todo el suelo.

Airea bien la sala para que se seque. Has de evitar el uso de amoníaco o lejía, ya que puede afectar al caucho y también a la salud de tus clientes. En lo que respecta a la periodicidad de la limpieza, todo dependerá del número de personas que acceda al gimnasio, pero lo más adecuado es limpiar cada día para evitar problemas.

De este modo, te será bastante sencillo alargar la vida útil de un material que te asegura la máxima fiabilidad. Ten en cuenta que, a mayor grado de limpieza, mejor imagen trasmitirás a tu clientela habitual.

En Pavimentos Garvel siempre apostamos por la limpieza del caucho más cuidadosa. Confía en un tipo de pavimento perfecto para tu gimnasio y no tendrás que invertir demasiado en su limpieza. Seguro que consigues tu objetivo de aumentar tus beneficios y de generar un ambiente más adecuado en tu negocio. Todo sea por la higiene y por preservar mejor la salud de tus clientes.